emergencia.es.

emergencia.es.

Cuándo es necesario ir al hospital por una herida

Cuándo es necesario ir al hospital por una herida

Las heridas son comunes en la vida cotidiana y pueden ocurrir en cualquier momento. Aunque la mayoría de ellas son leves y se pueden tratar en casa, hay situaciones en las que es necesario acudir a urgencias para recibir tratamiento médico especializado. En este artículo veremos cuándo es necesario ir al hospital por una herida y cuáles son las señales de alerta de que algo más grave está sucediendo.

Heridas leves

Las heridas leves son aquellas que afectan solo la piel y no comprometen ningún órgano interno o estructura importante del cuerpo. Las heridas leves se pueden tratar en casa con los siguientes pasos:

1. Lave la herida con agua y jabón para eliminar la suciedad y las bacterias.

2. Aplique una solución antiséptica para prevenir la infección.

3. Cubra la herida con una gasa estéril y fije con un vendaje.

4. Cambie el vendaje regularmente para mantener la herida limpia y seca.

Las heridas leves suelen sanar en unos pocos días y no requieren atención médica de urgencia. Sin embargo, si la herida no mejora o empeora a pesar del cuidado en casa, es hora de acudir al hospital.

Heridas graves

Las heridas graves son aquellas que afectan tejidos más profundos como músculos, huesos y vasos sanguíneos. Las heridas graves pueden ser causadas por accidentes, caídas o lesiones deportivas. Las heridas graves deberían tratar por un profesional médico ya que pueden causar complicaciones graves y poner en peligro la vida del paciente.

Las señales de alerta de una herida grave incluyen:

1. Hemorragia incontrolable o sangrado abundante: Si el sangrado no se detiene después de 10 minutos de presión directa constante en la herida, es necesario acudir a Urgencias.

2. Dolor intenso: Si el dolor no se alivia con analgésicos de venta libre, se necesitará tratamiento médico para aliviar el dolor.

3. Inflamación y enrojecimiento: La inflamación y enrojecimiento a menudo son signos de infección, lo que debe ser tratado por un médico.

4. Problemas para mover la herida: Si hay dificultad para mover la herida o para mover los dedos o las extremidades, puede ser un signo de una lesión en músculos y tendones o un hueso roto.

¿Qué debe hacer si tengo una herida?

En general, si tiene una herida, es importante buscar atención médica si las heridas están profundos o se observen signos de cualquier complicación. El primer paso en el tratamiento es detener la hemorragia y prevenir la infección. Si es una herida de poca importancia, puede limpiarla en casa y verificar si presenta algún problema. Pero si tiene cualquier duda, o si la herida muestra signos de infección, la herida no ha cicatrizado con el cuidado en casa, contacte a su personal médico.

Es importante prevenir las infecciones en las heridas. Para ello, es importante seguir los siguientes consejos:

1. Limpiar adecuadamente la herida.

2. No tocar la herida con las manos sucias o sin desinfectar.

3. Utilizar un apósito estéril para cubrir la herida y cambiarlo regularmente.

4. Evite mojar la herida en la ducha o la piscina durante al menos 48 horas siguientes a la herida.

5. No retire las costras ya que puede causar sangrado e infecciones.

En resumen

En pocas palabras, las heridas leves se pueden tratar en casa, pero teniendo en cuenta ciertas pautas como la correcta limpieza y prevención de infecciones. Las heridas profundas o con complicaciones deben tratarse en el hospital para evitar complicaciones potenciales. Siempre es aconsejable estar atento a los signos de alerta, como hemorragia incontrolable, dolor intenso y complicaciones para el movimiento, y acudir a urgencias cuando sea necesario. Siempre es mejor prevenir que curar, pero conocer las señales de alerta de una lesión grave es crucial para tomar las decisiones correctas y recibir el tratamiento adecuado.